gazebo del centro zen de puerto rico

Reglamento del Centro Zen de Puerto Rico


CENTRO ZEN DE PUERTO RICO, INC.
REGLAMENTO GENERAL, 2019

ARTÍCULO I. NOMBRE
El nombre de esta corporación es Centro Zen de Puerto Rico., Inc.

ARTÍCULO II. NATURALEZA Y PROPÓSITOS
Sección 1 – Propósito sin fines de lucro
Esta corporación está organizada exclusivamente para propósitos benéficos, religiosos, educativos y científicos, incluyendo, para tales propósitos, hacer distribuciones a organizaciones que cualifiquen como exentas bajo la Sección 1101.1 del Código de Rentas Internas Para un Nuevo Puerto Rico, según enmendado, y la sección 501(c)(3) del Código de Rentas Internas federal o la sección correspondiente de cualquier código de rentas internas futuro.
Sección 2 – Propósito específico
1. Estimular y facilitar la práctica del Budismo Zen en Puerto Rico.
2. Estimular y facilitar el acercamiento de personas interesadas en el conocimiento de sí mismos, en la búsqueda de la verdad y del bien común.
3. Auspiciar la creación de las condiciones y facilidades necesarias para el cumplimiento de los propósitos anteriores.
Sección 3 – Propósito secundario
Proveer un marco para otras actividades que pudieran apoyar la organización y la práctica de sus miembros. Por ejemplo, la promoción de obras caritativas o de interés social, ambientales y educacionales. Estos propósitos serán auxiliares al Propósito Específico y apoyarán ese propósito sin obstaculizar ni cobrar más importancia que él.

ARTICULO III. MEMBRESÍA
Sección 1 – Tipos de membresía y votación
1. Miembro vitalicio
2. Miembro anual
Cada miembro tendrá derecho a votar en todos los asuntos donde se permita el voto por membresía, una vez sean miembros en regla por un mínimo de tres meses.
Sección 2 – Requisitos de membresía
1. Miembro vitalicio: todo monje o monja en regla, ordenado por Joshu Sasaki o Kigen Raúl Dávila, o cualquier Director Espiritual o Abad subsiguiente del Centro Zen. Todo miembro que así sea designado por voto unánime de la Junta.
2. Miembro anual: someter solicitud de membresía al Director Ejecutivo. Satisfacer la cuota de membresía establecida por la Junta.
Sección 3 – Rescisión de membresía
La Junta puede rescindir una membresía, luego de darle aviso al miembro con 30 días de anticipo, mediante correo electrónico u otro medio electrónico. El miembro tendrá la oportunidad de ser escuchado por la Junta, tanto por escrito o verbalmente, no menos de cinco días antes de la fecha efectiva de la terminación.
Sección 4 – Asamblea
La Junta convocará una asamblea anual, con el propósito de informar sobre los asuntos del Centro, elegir síndicos si fuese necesario y atender asuntos que traiga la membresía.
Sección 5 – Notificación de asamblea
La Junta notificará a los miembros por correo electrónico u otro medio electrónico, por lo menos con 15 días de anticipo.
Sección 6 – Quórum
Los votos representados al comienzo de una asamblea de miembros constituirán quórum. Habrá voto por poder, limitado a uno por miembro presente.

ARTICULO IV. LA JUNTA DE SÍNDICOS
Sección 1 – Número, Requerimientos, Término, y Designación de Funcionarios
a. La Junta estará compuesta de entre un mínimo de 5 a un máximo de 7 síndicos. El número exacto será determinado por la Junta.
b. Para ser elegible a la Junta, la persona debe ser Miembro, anual o vitalicio, durante un mínimo de un año o ser designado elegible por voto unánime de los síndicos.
c. Un máximo de dos tercios de la Junta estará compuesta por monjes.
d. El término de cada síndico será de dos años y podrá servir hasta un máximo de seis años consecutivos. Este término de seis años se puede extender por dos años si no hubiera un sustituto para llenar la plaza que se hace vacante.
e. Los síndicos serán elegidos por los miembros, mediante voto por papel o por medios electrónicos.
Sección 2 – Facultades
a. La junta será responsable de los asuntos legales, financieros y prácticos de la organización, excluyendo aquellos que envuelvan la dirección espiritual, liturgia, actividades espirituales y enseñanzas, excepto su participación en la confirmación del Director Espiritual o Abad, según lo dispone el artículo VII, sección 2.
b. Podrá nombrar o contratar personal ejecutivo.
c. Asegurará que el Director Espiritual o Abad mantenga una conducta propia y ética y cumpla con sus funciones.
d. Verificará que el Director Ejecutivo cumpla con sus funciones.
Sección 3 – Vacantes
Cualquier vacante causada por la renuncia, separación o muerte de un síndico será llenada por voto de mayoría de los síndicos presentes en cualquier reunión de síndicos o mediante voto de la Junta por correo electrónico. Miembros que ocupen su cargo de esta forma lo harán hasta la próxima elección de síndicos.
Sección 4 – Reuniones regulares
La junta se reunirá un mínimo de dos veces al año, en el lugar y momento determinado por la Junta. Todo síndico será invitado a toda reunión de la Junta por medio electrónico.
Sección 5 – Quórum
En las reuniones de la Junta, quórum estará constituido por la presencia, en persona o por medio electrónico, de la mayoría de los síndicos.
Sección 6 – Renuncia
Cualquier síndico puede renunciar a su cargo entregando una notificación escrita, sea por carta o medios electrónicos, al Presidente o el Secretario. La renuncia será válida desde el momento de recibo de la notificación.
Sección 6 – Destitución
a. Si uno de los síndicos se ausentara a dos o más reuniones consecutivamente los demás síndicos, por voto de mayoría, podrán nombrar un síndico sustituto, quien ejercerá tal función hasta la próxima elección de síndicos.
b. Cualquier síndico puede ser destituido de su cargo por un voto de tres cuartas partes de los miembros de la junta si ,en su juicio, las acciones de tal síndico demuestran ir en contra de los intereses de la corporación.
Sección 7 – Compensación
Los síndicos de la Junta no recibirán compensación por sus servicios como síndicos, pero podrán ser reembolsados por gastos incurridos al llevar a cabo sus funciones.

ARTÍCULO V. OFICIALES
Sección 1 – Títulos
Los oficiales de la corporación serán los siguientes: Presidente, Vicepresidente, Tesorero y Secretario.
Sección 2 – Elección
Los oficiales serán seleccionados por votación interna entre los síndicos, por términos de un año, sin límite al número de términos que puedan servir en sus cargos.
Sección 1 – Presidente
El Presidente convocará y presidirá las reuniones de la Junta de Directores y Asambleas de miembros y prepará las agendas. Supervisará las funciones de la Junta. Si hubiera una vacante en la presidencia, la Junta elegirá un nuevo Presidente en un término no mayor de tres meses. Durante este término, el Vicepresidente asumirá las funciones del Presidente.
Sección 2 – Vicepresidente
El Vicepresidente asistirá al Presidente en sus funciones y asumirá los deberes y responsabilidades durante la ausencia o incapacidad del presidente. Si hubiera una vacante en la presidencia, el vicepresidente no asume el cargo automáticamente. La Junta elige un nuevo Presidente mediante su método normal.
Sección 3 – Tesorero
Mantendrá información actualizada de la situación financiera de la Asociación. Supervisará los fondos y haberes de la Asociación.
Sección 4 – Secretario
Dará aviso de toda reunión de la Junta o asamblea de la membresía y mantendrá un registro de las minutas.

ARTÍCULO VI. PERSONAL EJECUTIVO
Sección 1 – Director
a. La Junta nombrará, por voto de mayoría excluyendo el suyo propio, un Director Ejecutivo, que servirá bajo la supervisión de la Junta.
b. El Director Ejecutivo debe ser un monje ordenado en la tradición Zen. No tiene que necesariamente ser miembro de la Junta al momento de ser nombrado.
c. El Director dirigirá y administrará la acción y desarrollo de la organización en armonía con los principios y propósitos de la misma, las disposiciones de este Reglamento y los Artículos de Incorporación.
d. Rendirá las planillas y documentos necesarios a las agencias gubernamentales para preservar el estatus de una corporación sin fines de lucro de índole religiosa.
e. Mantendrá vigente el seguro de responsabilidad pública y cualquier otro seguro que sea necesario.
f. Someterá estados financieros a la Junta y asegurará que la administración de los fondos del Centro están en acuerdo con este reglamento.
g. En ausencia de un Líder Espiritual o Abad, el Director Ejecutivo se encargará de los asuntos de práctica religiosa, liturgia y enseñanza, excepto cualquier función que requiera ser osho o equivalente. Por ejemplo, ofrecer sanzen.
h. Las actividades de solicitar donaciones, organizar actividades, coordinar proyectos de construcción y cualquier otro aspecto de la administración y desarrollo de la organización, serán llevadas a cabo a través de comités u oficiales nombrados y organizados por el Director Ejecutivo.
i. El director será miembro ex-oficio de la Junta de Síndicos, con voz y voto. No podrá ser Presidente.
j. Cualquier oficial o director de comité nombrado por el Director Ejecutivo podrá a la vez ser síndico.
k. Ningún síndico individual dará instrucciones al Director Ejecutivo o a cualquier otro voluntario o empleado.

ARTÍCULO VII. DIRECTOR ESPIRITUAL O ABAD
Sección 1 – Liderazgo espiritual
a. El Director Espiritual o Abad determina asuntos de práctica religiosa, liturgia y enseñanza, y dirige a los miembros en estos aspectos.
b. El Director Espiritual o Abad debe ser como mínimo Osho u oficial equivalente en la tradición Zen.
c. El Director Espiritual o Abad puede también ser el Director.
Sección 2 – Sucesión
a. El Director Espiritual o Abad puede nombrar un sucesor, sujeto a confirmación por voto de la mayoría conjunta de los Síndicos y de los Miembros Vitalicios. Si alguna persona es a la vez Síndico y Miembro Vitalicio, solamente tendrá un voto, no dos.
b. En caso de que el Director Espiritual o Abad cese sus funciones sin nombrar un sucesor, o en caso de que el Director Espiritual o Abad sea destituido, el Director Ejecutivo asumirá interinamente las funciones del Director Espiritual o Abad hasta que se llene la vacante. En caso de que el Director Espiritual o Abad y el Director Ejecutivo sean la misma persona, la Junta nombrará un nuevo Director Ejecutivo.
c. En caso de que el Director Espiritual o Abad no nombre un sucesor, o en caso de que el Director Espiritual o Abad sea destituido, la Junta y los Miembros Vitalicios podrán asumir la tarea de encontrar un nuevo Director Espiritual o Abad. El candidato estará sujeto a la aprobación por voto de dos terceras partes de los votos totales de los síndicos más los Miembros Vitalicios que tengan más de diez años de práctica Zen, incluyendo por lo menos cuatro sesshin de cinco días o más. Si alguna persona es a la vez Síndico y Miembro Vitalicio, solamente tendrá un voto, no dos.
Sección 3 – Impugnación y destitución
a. El Director Espiritual o Abad puede ser destituido solamente por conducta impropia o ilegal, o por la falta prolongada de cumplir con los deberes de su cargo.
b. Cualquier persona puede acusar al Director Espiritual o Abad de conducta impropia. La Junta revisará la acusación y decidirá si tiene mérito, por un voto de dos tercera partes.
c. Si la Junta decide que la acusación tiene mérito, se convocará una asamblea de todos los miembros, por lo menos con 15 días de anticipo, por correo electrónico u otro medio electrónico, donde se expondrán y discutirán las bases para la posible destitución y se tomará un voto sobre la misma. La destitución requiere un voto de mayoría de todos los miembros presentes.
d. Los votos representados al comienzo de la asamblea de miembros constituirán quórum. No habrá voto por poder.

ARTÍCULO VII. CONFLICTO DE INTERESES
Sección 1 – Deber de revelar
Un Síndico o cualquier oficial ejecutivo designado o contratado por la Junta revelará cualquier potencial conflicto de interés y la naturaleza de este, ya sea propio o de cualquiera de los otros síndicos u oficiales.
Sección 2 – Inhibición
La persona con el posible conflicto se inhibirá por completo del proceso de toma de decisiones sobre los asuntos en el cual el Síndico u oficial, la familia inmediata de éste, o socio, o una organización en la cual el Síndico u oficial esté actuando como director, oficial, fiduciario, asociado, agente, empleado o contratista independiente, tenga un interés financiero directo o indirecto, según definido por las normas de la Junta de Directores.
Sección 3 – Determinación de si hay conflicto de interés
a. La persona con el posible conflicto podrá hacer una presentación a la Junta.
b. Luego de la revelación del posible interés financiero y los hechos materiales, y luego de cualquier discusión con la persona con el posible conflicto, esta persona se ausentará de la reunión mientras los síndicos discuten y votan sobre la determinación de un conflicto. Los síndicos restantes decidirán si existe un conflicto de interés.
c. Si una transacción o arreglo más ventajoso no es razonablemente posible bajo circunstancias que no produzcan un conflicto de interés, la Junta decidirá, por voto de mayoría de los síndicos desinteresados, si la transacción o arreglo es en el mejor interés de la organización, por su propio beneficio, y si es justo y razonable. Conforme a esta determinación tomará la decisión de si entrar en la transacción o arreglo.
Sección 4 – Violaciones de la Política de Conflictos de Interés
a. Si la Junta tiene causa razonable para creer que un Síndico u oficial no ha revelado un posible o real conflicto de interés, le informará a tal persona en qué se fundamenta la creencia y le permitirá al miembro que explique su alegada falta de revelar el conflicto.
b. Si luego de escuchar al Síndico u oficial y de hacer más investigación si lo amerita, la Junta determina que el miembro ha fallado en revelar el posible o actual conflicto de interés, tomará medidas disciplinarias y de corrección apropiadas.

ARTÍCULO VIII. INDEMNIZACIÓN
Sección 1 – Indemnización
a. La corporación indemnizará, hasta el máximo alcance no prohibido por ley, a cualquier persona que sea, haya sido parte o esté bajo amenaza de convertirse en parte en cualquier acción, pleito o procedimiento inminente, pendiente o resuelto, ya sea civil, criminal, administrativo o investigativo (salvo una acción instada por la corporación o instada para proteger los intereses de la corporación), por razón de que la persona haya sido o sea director, oficial, empleado o agente de la corporación o estaba o esté en funciones a petición de la corporación como director, oficial, empleado o agente de otra corporación, sociedad, empresa común “joint venture”, fideicomiso o cualquier otra empresa.
b. La corporación interpretará esta cláusula de indemnización de forma que aplique a todas las personas cubiertas por sus disposiciones la más liberal indemnización posible –en sustancia, procedimiento y de otras formas.
Sección 2 – Póliza de responsabilidad
La Junta de Directores mantendrá una póliza de responsabilidad para cubrir las acciones de los directores y oficiales de una organización sin fines de lucro.
ARTÍCULO VIII. PROPIEDAD, USO DE TERRENOS Y MEJORAS
Sección 1 – Propiedad
Cualquier edificación, accesión o mejora que se levante, haga o introduzca en los terrenos de la organización, será de la exclusiva pertenencia de ésta.

ARTÍCULO IX. FINANCIAMIENTO Y USO DE INGRESOS
Sección 1 – Donativos
La organización podrá aceptar donativos, de los cuales deberá llevar un registro, dando a cada donante el comprobante respectivo, si éste lo pidiera.
Sección 2 – Contribución especial de residentes
a. Toda persona que viva en los terrenos del Centro deberá aportar mensualmente una cantidad como contribución a los gastos generales de mantenimiento. Dicha cantidad será fijada por el Director.
b. La Junta, por voto de mayoría, puede disponer que un residente sea excusado del requisito anterior.
Sección 3 – Alquileres
La organización podrá alquilar las edificaciones y predios a individuos y entidades con intereses y para propósitos afines.
Sección 4 – Otros ingresos
La organización podrá obtener préstamos comerciales para mejoras y nuevas construcciones de las facilidades. Estos préstamos deben de ser garantizados por individuos y aprobados por la Junta de Síndicos.
Sección 4 – Uso de ingresos
a. Todos los ingresos de la organización se usarán exclusivamente para cumplir con los fines y objetivos de la organización de acuerdo con los principios y limitaciones que la ley impone a las instituciones sin fines de lucro.
b. La administración de dichos fondos será responsabilidad del Director, bajo la supervisión de la Junta de Síndicos.

ARTÍCULO X – DISOLUCIÓN
a. En caso de disolución, los bienes se distribuirán para uno o más propósitos exentos bajo la Sección 1101.1 del Código de Rentas Internas Para un Nuevo Puerto Rico, según enmendado, o la sección 501(c)(3) del Código de Rentas Internas federal o la sección correspondiente de cualquier código de rentas internas futuro, o serán distribuidos al gobierno federal, estatal o local, para un fin público.
b. Se procederá a ofrecer la propiedad inmueble a la venta de acuerdo a la escritura de compraventa, la cual impone prioridades sobre quienes pueden adquirir los predios. Cualquier bien o suma de dinero adquiridos por esta venta será dispuesta según el párrafo anterior (Artículo X, párrafo a). Si no se efectuara tal venta, la propiedad inmueble será dispuesta según el párrafo anterior (Artículo X, párrafo a).
c. Luego de satisfacer las obligaciones que pueda tener la organización por motivo de contratos y deudas u otras establecidas por ley cualquier suma sobrante será donada según el párrafo (a) de este artículo (Artículo X, párrafo a).

ARTÍCULO XI ENMIENDAS
Este Reglamento podrá ser enmendado por dos terceras partes de los votos de la Junta de Síndicos. La convocatoria para dicha reunión deberá incluir el proyecto de enmienda, cuya convocatoria se notificará a los miembros por correo electrónico u otro medio electrónico, con por los menos 15 días de anticipación.

ADOPTADO: 4 de agosto de 2019

Secretario
Félix López Román